Northvolt está desarrollando baterías con ánodos a base de madera

Northvolt, compañía especialista en baterías para coches eléctricos, se ha unido con Stora Enso con el fin de desarrollar una batería sostenible equipada con un ánodo producido con carbono duro a base de lignina, componente producido y extraído de la madera de los árboles.

Artículo completo

Northvolt está desarrollando baterías con ánodos a base de madera 

Stora Enso y Northvolt se unen para desarrollar baterías con ánodos fabricados a base de lignina, un material extraído de fuentes naturales como la madera. 

Northvolt se enmarca como una de las compañías con mayor proyección a futuro del sector de los especialistas en baterías para coches eléctricos. En las últimas horas se ha anunciado públicamente su unión a Stora Enso con el fin de desarrollar una batería sostenible equipada con un ánodo producido con carbono duro a base de lignina, un componente producido y extraído de la madera de los árboles.  

Este estudio que ha dado comienzo desde la unión entre ambas compañías, tiene como objetivo el poder desarrollar la primera batería producida en serie con ánodo procedente en su totalidad de materias primas europeas, así como obteniendo una importante reducción en el coste de producción y la consiguiente huella de emisiones de carbono, ya que la extracción de este material y posterior tratamiento reduce notablemente todos estos aspectos con respecto las baterías fabricadas en la actualidad. Concretamente aspiran a que este material sea extraído principalmente de los bosques locales ubicados en países nórdicos.  

El alcanzar la meta de poder fabricar en serie baterías con ánodos producidos a base de lignina podría ser todo un referente para la industria, debido a su facilidad de obtención y manipulación, frente a lo dificultoso de los materiales empleados actualmente, los cuales continúan en una importante alza de precios. Estas baterías sostenibles completarían el catálogo de modelos más empleados en la industria, como en coches eléctricos, utilidades industriales o como fuente de energía estacionaria para hogares.  

Este material derivaría en baterías más sostenibles y asequibles. 

Stora Enso, por su parte, será una empresa clave en esta unión corporativa, ya que posee la patente y los diferentes métodos de uso de la lignina, a lo que ellos denominan comercialmente como Lignode. La compañía posee los componentes clave y la experiencia con la que aspiran a hacer posible este proyecto. Esta empresa obtiene el material necesario a través de la explotación de los bosques propios gestionados de forma sostenible. Desde Northvolt estarán encargados de impulsar el diseño de las celdas, el desarrollo del proceso de producción y la posible ampliación de esta tecnología. Esta no es la primera vez que ambas compañías se unen, ya que hace unos meses también hicieron lo propio para la compra de una antigua fábrica de papel en Suecia. 

La lignina es un polímero producido por las plantas de tierra firme y que se encuentra en las paredes celulares de las mismas. Los árboles de los que Store Enso extrae dicho material se componen de entre un 20 y un 30 por ciento de lignina, la cual actúa principalmente como aglutinante natural de gran resistencia. Este material es una de las mayores fuentes renovables de carbono del mundo.  

Según la propia directora ambiental de Northvolt, Emma Nehrenheim, con esta asociación aspiran a poder explotar una nueva fuente de materia prima sostenible que dará como resultado una expansión en la cadena de valor de las baterías europeas, así como presentar una química particular mucho menos costosa y más amistosa con el medio ambiente.  

Store Enso posee una planta piloto para materiales de carbono de base biológica ubicada en Finlandia, allí extrae de forma industrial la lignina desde el año 2015. Anualmente, la compañía posee una capacidad de producción de alrededor de 50.000 toneladas, lo que convierte a esta empresa en el mayor explotador de este material del mundo. 

Fuente: Portal hibridosyelectricos.com

Compartir este contenido