Plantean seis acciones para lograr 50% menos de emisiones

La Federación Nacional de Industriales de la Madera (Fedemaderas) manifestó su disposición para articularse y trabajar en conjunto con el sector empresarial e institucional y convocó al gobierno del presidente electo, Gustavo Petro, para alcanzar un nuevo camino de crecimiento económico y social con alto impacto ambiental.

El gremio publicó una propuesta de trabajo conjunto, articulado y participativo que propone seis ejes. Juan Miguel Vásquez Suárez, director ejecutivo del gremio, destacó que “es una realidad que Colombia tiene un 80% de su territorio bajo vocación forestal, aunque solo el 52% del mismo está cubierto de bosques y la región Andina, donde viven cerca del 75% de los colombianos, está deforestada”.

Sin embargo, países del hemisferio como Brasil y Chile son proveedores de madera del mundo porque tienen un mejor aprovechamiento de los bosques naturales, tienen producciones sostenibles, presentan mayores productividades y compiten en mercados internacionales con mejores eficiencias en beneficio del aumento de empleo, el valor agregado y el resultado en la balanza comercial.

De acuerdo con el líder gremial, Colombia por su parte, aunque posee un sobrediagnóstico de la cadena forestal y de la madera, adolece de un sistema simplificado, articulado y convergente que permita el cuidado y desarrollo sostenible de nuestros recursos forestales y el crecimiento del sector a partir del aumento de la demanda, como motor de nuevo crecimiento económico nacional.

“Desde el punto de vista del aprovechamiento forestal de los bosques naturales se garantiza impacto no solo en la conservación de los recursos sino además en otros servicios ecosistémicos, las condiciones de comunidades y la reducción de las emisiones de CO2.

Por último y desde el punto de vista del proceso de transformación productiva, la generación de valor agregado en la madera se convierte en una posibilidad para fortalecer la competitividad del ecosistema empresarial, así como jalona cientos de miles de empleos hacia sendas de mejores condiciones económicas”, destacó Vásquez Suárez.

De acuerdo con los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el mundo existen bosques en aproximadamente el 30% de área continental, esto significa que 4.000 millones de hectáreas (Has) están cubiertas de bosques, de las cuales solo 291 millones de Has (el 7%) son plantaciones forestales con fines comerciales para la producción de madera, y de estas sólo 54 millones de Has (1,4% de los bosques) son de plantaciones forestales de rápido crecimiento. Estas plantaciones suministran el 21% de la madera total utilizada en el mundo.

“Con la creciente demanda de madera, la presión sobre los bosques naturales que queremos cuidar es cada día mayor y esa demanda deberá necesariamente ser satisfecha con madera proveniente de las plantaciones forestales comerciales. Desde el punto de vista del proceso de transformación productiva, la generación de valor agregado en la madera se convierte en una posibilidad para fortalecer la competitividad del ecosistema empresarial, así como la creación de cientos de miles de empleos hacia sendas de mejores condiciones económicas”, concluyó Juan Miguel Vásquez.

Fedemaderas es la representante de las organizaciones del sector forestal, madera, investigación y servicios relacionados, que contribuye en la creación de consciencia para el uso sostenible de los recursos forestales y promueve e impulsa el crecimiento de todos los eslabones de la cadena productiva hacia mercados nacionales e internacionales.

Las líneas de acción propuestas son:

1.   Adelantar programas para fortalecer y promocionar el manejo y aprovechamiento forestal sostenible de los bosques naturales, con enfoques comunitarios.

2.   Reforestar a Colombia a través de las plantaciones forestales comerciales.

3.   Financiar estrategias que tiendan a desestigmatizar la demanda y consumo de productos de origen forestal, y de la madera, en pro de lograr un triple impacto: económico, social y ambiental.

4.   Declarar al sector forestal y de la madera como un Proyecto de Interés Nacional y Estratégico (PINE) para viabilizar este sector como un jalonador de la nueva economía.

5.   Desarrollar proyectos que tecnológicamente tiendan a incrementar la productividad y competitividad del sector.

6.   Rediseñar un marco institucional que bajo principios de seguridad jurídica y estabilidad financiera brinde de garantías la inversión en proyectos de largo plazo.

Fuente: El Nuevo Siglo

Compartir este contenido